Fácilmente reconocible por su forma acorazonada, el tomate corazón de buey es conocido por su sabor, carnosidad y suave textura. Su escasa presencia de semilla y el equilibro exacto entre ácidos y azúcares hacen de OX el solomillo de los tomates.

La atención y el mimo que ponemos durante el proceso y el hecho de cultivarlo exclusivamente en temporada, dan como fruto un tomate con sabor a tomate de verdad. Como el que comías en casa de tu abuela.

Enfocamos nuestro esfuerzo en proporcionarte un tomate sin manipular, que va directo de las manos de nuestros agricultores a tu mesa, sin manoseos ni intermediarios. Para que puedas comerlo como recién cogido de la mata.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.